LOGOTD2016 2

Martes 07 de Julio de 2020

+57(1) 361 87 14

Estafa: "Así me robaron más de $ 2 millones por una falsa encomienda"

En medio del aislamiento obligatorio, el uso de las nuevas tecnologías y las redes sociales ha hecho más llevadero el paso de los días porque se está en contacto permanente con familiares, amigos y las actividades laborales.

 

Paralelo a esto, los delincuentes han volcado sus acciones ilícitas hacia las redes sociales y las plataformas que ofrecen diferentes servicios. Por ende, se han incrementado las denuncias por fraude bancario y estafa, esta última en diversas modalidades.

 

Andrés tiene 30 años, es periodista, vive en Bogotá y aunque en muchas ocasiones ha escuchado de casos de estafas por redes sociales, era de los que pensaban que "eso jamás me puede pasar a mí".

 

Pero le sucedió. El miércoles 13 de mayo, una prima que vive en Estados Unidos lo contactó a través de una conocida red social y le confirmó que regresaba a Colombia.

 

"Mi supuesta prima me brindó confianza porque me escribió sobre su esposo e hijo con nombre propio, y me describió que aunque les había ido bien en Nueva York querían regresar por el choque que les había causado la pandemia", narró Andrés.

 

Señala el joven que la conversación (por la plataforma) se mantuvo por varios minutos y luego le pidió su número de celular, quería verificar que fuera el mismo que tenía porque quería pedirle un favor.

 

Palabras más, palabras menos, me pidieron pagar un impuesto de ingreso de la mercancía, la cifra de $ 2.300.000.

 

Andrés le pasó su número y a los pocos minutos fue contactado por WhatsApp. La foto del perfil era de su prima, lo que por obvias razones lo dejó tranquilo y en un estado de confianza total.

 

"Para resumir, mi supuesta prima me solicitó que recibiera una encomienda que llegaría a Bogotá vía aérea el día siguiente. Básicamente había enviado equipos de tecnología y algunos regalos para la familia. Yo le dije que con gusto le colaboraría. Finalmente me pidió mi número de cédula", señaló Andrés.

 

Relata el joven que el jueves 14 de mayo, en horas de la mañana, fue contactado por la supuesta empresa de encomiendas: "palabras más, palabras menos, me pidieron pagar un impuesto de ingreso de la mercancía, la cifra $ 2'300.000. Yo les dije que la encomienda no era mía y que no tenía ese dinero".

 

El funcionario de la supuesta empresa le afirma a Andrés que de no pagar el impuesto la encomienda internacional sería devuelta. Para darle credibilidad, le hicieron llegar documentos con logos de la Dian que daban sustento a la necesidad del pago del impuesto.

 

 

De inmediato, Andrés se contactó con su prima vía WhatsApp, quien le pidió que le prestara el dinero, porque no puede perder la inversión, y que corría el riesgo de que la encomienda se perdiera.

 

"Sonó tan convincente y, claro, usaba hechos o actividades familiares para transmitirme confianza que accedí a prestarle el dinero. La empresa me había dejado unos datos de consignación. Salí e hice el giro y di por terminado el capítulo. Quedé a la espera de la entrega de la encomienda", señaló Andrés.

 

El joven aseguró que ese mismo día, en horas de la tarde, lo llamó un supuesto funcionario de la Dian a reportarle que por el escáner habían detectado una figura, al parecer billetes, y que tenía que reportar la cuantía de inmediato, pagando el 10 por ciento del valor, "o iría a la cárcel de inmediato por enriquecimiento ilícito".

 

Asustado, el joven se comunica de inmediato con la supuesta prima, quien le reconoce que había enviado "escondidos" 60.000 dólares y que por esa razón no se podía perder la encomienda.

 

"Me dijo que pagara lo que pedían, y que cuando llegara la encomienda a mi casa cogiera el dinero de los mismos 60.000 dólares", relató Andrés.

 

Esa respuesta fue la que lo hizo reaccionar y darse cuenta de que estaba siendo víctima de un delito.

 

De inmediato se comunicó por teléfono con sus familiares, quienes les desmintieron el envío de tal encomienda. Simultáneamente, él o los delincuentes lo seguían llamando para intimidarlo con el supuesto delito que estaba cometiendo.

 

"Realmente me sentí atemorizado, tenían mis datos y me seguían llamando pese a que ya me habían robado. Por eso, me comuniqué de inmediato con la Policía, pero esta es la fecha en que no he podido instaurar la denuncia, porque las páginas o plataformas para tal fin no funcionan", aseguró Andrés.

 

 

En comunicación que obtuvo el TIEMPO con la Policía, mencionaron que esta modalidad de estafa se denomina "la falsa encomienda internacional". La información personal la rastrean, con base en un trabajo milimétrico, de las fotos, grupos, nombres y actividades que se publican en las redes sociales.

 

"Estos delincuentes se especializan en perfilar a sus víctimas. Por lo general, hacemos grupos de familia o amigos en las redes; eso les facilita robar la información personal, bajar fotos y abrir cuentas y poner fotos de las personas para garantizar que se trata de quien se comunica.

 

Es decir, suplantan con la información que extraen. Lo grave es que al no usar los seguros de acceso a la información personal que ofrecen las redes sociales o plataformas, "les estamos abriendo un mundo de oportunidades a los delincuentes", dijo un investigador de la Policía.

 

Fuente: EL TIEMPO

 
 
seo plugin e-max.it

Acceso

Suscripción

Términos y Condiciones

Somos una empresa conformada por un equipo de profesionales y técnicos capacitados permanentemente en las diferentes áreas de la tecnología, con el fin de estar al día en los continuos adelantos y cambios en la normalización y ajuste de procesos y procedimientos exigidos por los diferentes entes en las entidades estatales y públicas, “y de esta manera garantizar un excelente servicio.”

COPYRIGTH 2013 TD TECHNODIGITAL SAS. Prohibida su reproduccion total o parcial, asi como su traduccion a cualquier idioma sin autorizacion escrita de su titular.

Desarrollado por TD-TECHNODIGITAL SAS

 

CONTACTO

Calle 26b No 12i 30 

Bogota - Colombia

tdtechnodigital@tdtechnodigital.com

Tel: 361 87 14  Cel: 312-5463451 / 311-8739800